Petunia. Cuidados.

La petunia es una planta herbácea perenne que se cultiva como planta anual. Las flores son sencillas o dobles, determinadas o indeterminadas, de bordes lisos u ondulados y la podemos encontrar en variados colores, como blanco, rosa, violeta, azul o rojo. Florece en primavera y verano. Es una de las plantas más cultivadas, por su gran cantidad de flores, su cultivo fácil y por su colorido que cubre todas las gamas del arco iris.

COLOCACIÓN.
Cuanto mejor sea la iluminación mejor será el color de sus hojas, soporta muy bien la luz solar directa, pero en tal caso es mejor rociarlas con agua para que no se quemen.

RIEGO
Se debe regar abundantemente durante la floración, sin mojar las flores y el follaje. Durante la primavera y verano se debe regar diariamente y nunca a pleno sol.

ABONADO
Debe abonarse antes del cultivo. En época de floración necesitará reforzarse con abono.

PODA
Pódelas hasta la mitad después de su primera floración, en la época en que las plantas dan brotes cada vez más largos y empiezan a entorpecerse entre ellas. Se regenerarán al cabo de dos semanas y volverán a crecer frondosas y a florecer tanto como antes.

OBSERVACIONES
La primera vez que las riegue, hágalo con un fungicida disuelto en el agua, y una vez que hayan nacido las plantas, riéguelas con sumo cuidado (puede utilizar un rociador en spray muy fino, una jeringuilla, o cualquier otro método con el que no dañe las plantas, ya que en ese grado de desarrollo tienen un tallo muy fino y delicado que si lo dobla con el agua, la planta muere).

Perejil. Cuidados.

El perejil es un planta herbácea bienal, aunque puede cultivarse también como anual. Forma una roseta empenachada de hojas muy divididas que puede alcanzar los 15 cm. de altura. Es una de las plantas aromáticas más populares de la gastronomía mundial. Se puede consumir como hortaliza cruda o cocinada.

SIEMBRA
Las semillas se siembran en hileras, a 10 cm unas de otras. Se deben sembrar principalmente desde finales de invierno a finales de verano y pueden durar hasta dos años. Germinan a las 4 semanas. Si se quiere que germinen antes, se ponen antes de sembrar en remojo en agua templada durante la noche anterior.

COLOCACION.
Necesita un mínimo de 2 horas diarias de sol. Es una planta muy resistente a las heladas.

RIEGO
Riego cada dos días, para que sus hojas se mantengan siempre frescas.

ABONADO
Los abonos minerales le hacen crecer con vigor, dando buena cosecha de hojas.

OBSERVACIONES
El perejil lo hay de 2 tipos: de hojas planas y de hojas rizadas. El perejil plano posee un sabor más fuerte y persistente y el perejil rizado (perejil chino o perejil crespo) tiene un sabor más suave, casi dulce.

Pensamiento. Cuidados.

Es una planta que, por su colorido y gran resistencia, es colocada a la entrada de muchas ciudades y pueblos en glorietas y pequeños jardines que adornados como una alfombra de varias de estas flores, rebosan colorido y alegria. Además resulta perfecta si de lo que trata es de adornar jardineras en los balcones, combinándose por ejemplo con petunias y con begonias.
Requiere unos cuidados extremadamente sencillos y su variedad de tonalidades la hacen favorita frente a otras especies que, si bien también dispone de una gran gama de colores, son menos resitentes a los climas adversos.

COLOCACIÓN.
Siempre debe darles el sol, ya que necesitan de iluminación natural. Resisten muy bien las frías temperaturas del invierno.

RIEGO
Riego cada 2-3 días durante la floración

ABONADO
Plantado a principios del otoño con tierra nueva, los nutrientes durarán dos meses. Después, regar con abono para plantas de flor.

PODA
Cortar las puntas de los tallos florecidos después de la caída de las flores para provocar la formación de otros capullos.

OBSERVACIONES
El pensamiento es una planta ideal para el invierno, una época en la que son pocas las plantas que tienen flores, y es entonces, cuando dan una nota de color.

Margarita. Cuidados.

La margarita es una flor semiarbustiva, perenne, que puede alcanzar los setenta centímetros de altura y formar grandes matas. Sus hojas son dentadas, caducas y de color verde. En cuento a sus flores, las más comunes son de color blanco, aunque también pueden ser rosadas. Están reunidas en capítulos solitarios con un botón central muy característico y de color amarillo.
Se trata de una planta muy decorativa y adecuada para formar macizos como única especie. También es muy apreciada porque su flor cortada se conserva durante bastante tiempo.

COLOCACIÓN.
El mejor lugar para situar estas flores es en tiestos o jardineras a pleno sol. La tolerancia de las temperaturas difiere entre unas y otras, siendo la variedad arbustiva la que soporta las más bajas. El clima en el que mejor se desarrollan es el templado (entre 15 y 25ºC).

RIEGO
Todas las variedades precisan abundantes riegos en la época de crecimiento, aunque las conocidas como amarillas y las reinas necesitan algo menos de agua.

ABONADO
Necesitan un substrato con una buena retención hídrica. Si se abona se favorecerá su crecimiento y una floración con colores más intensos.

PODA
La poda es beneficiosa aunque es más productiva si se realiza en el inicio de la primavera o del otoño acortando los brotes de la planta para hacerla más compacta. Es conveniente retirar las flores a medida que se marchitan, ya que así prolongamos la floración.

OBSERVACIONES
La margarita es un tipo de flor muy resistente a muchas enfermedades y plagas.

Jazmín. Cuidados.

Son un genero de arbustos en flor, a menudo trepadores, que representan un caso limítrofe entre las plantas de jardín y de interior. Tiene un intenso aroma que es uno de sus grandes atractivos. Si se planta en suelo y se le guía con un alambre puede cubrir toda una pared en muy poco tiempo. Si se planta en maceta, es mejor dejarla al aire libre en verano para que tenga buena ventilación y mucho sol que permita madurar los brotes. Esto garantiza una buena floración al invierno siguiente. Se vuelve a poner en el interior a comienzos de otoño.

La floración de los jazmines ocurre desde Enero hasta marzo, donde aparecen hermosos racimos de flores blancas y tienen el típico perfume dulce del jazmín. Para que un Jazmín esté en perfecto estado necesita una atmósfera húmeda ya que de no ser así se le pondrían los capullos de las flores de un color marrón claro, para evitar esto es necesario que la planta esté en una atmósfera lo más húmeda posible.

COLOCACIÓN.
La luz la necesitan en abundancia, sobre todo si están en el exterior. Si se colocan en interior no es conveniente que se expongan directamente a los rayos del sol.

RIEGO
Cuando están creciendo en al época de verano conviene regarlas cada 2 días y en invierno, cuando están en flor, cada 4 ó 5 días.

PODA
Después de la floración, la planta debe ser muy podada de modo que permita una floración más rica al año siguiente sobre las ramas jóvenes. .

OBSERVACIONES
Es conveniente rociar la planta de agua, sobre todo cuando está en interior, pero no se deben mojar las flores ya que quedarían manchadas. No se debe usar abrillantador.

Jacinto. Cuidados.

El jacinto es una de las plantas más populares de los jardines, gracias a sus bellos racimos de flores de colores vivos e intenso perfume. Esta bulbosa de la familia de las liláceas es ideal para jardines y balcones, para decorar macetas y jardineras. Existen variedades de diversas tonalidades: rojo, azul, naranja, rosa, amarillo, blanco, etc. Generalmente los bulbos de color claro corresponden a flores blancas y amarillas, los de color oscuro, al resto de gamas. Cada planta suele tener unas cinco o seis hojas muy carnosas.

COLOCACIÓN.
Lo más común es plantar los bulbos en la tierra, ya sea en jardín o en macetas. En el primer caso, los bulbos deben introducirse a un palmo bajo tierra. Para pasarlos al terreno, buscaremos un lugar con suelo drenado, suelto y fértil, donde dé bien el sol.

RIEGO
El exceso de riego y los suelos húmedos pueden pudrir la planta.

OBSERVACIONES
Una alternativa para decorar nuestro hogar es cultivar jacintos en recipientes llamados jacinteras. Éstas se cubren con agua, evitando siempre el contacto del bulbo con el agua para que no se pudra.

jacintera

Hortensia. Cuidados.

Este popular arbusto de flor puede llegar a alcanzar los 4 metros de altura en su hábitat natural, aunque en maceta apenas sobrepasa el metro de altura. La hortensia tiene una vida limitada en el interior, pero constituye un excelente regalo de primavera y verano, pues tras haber dado lo mejor en casa continúa siendo un placer durante años en el jardín.

COLOCACIÓN.
Necesitan iluminación abundante o de lo contrario sus hojas se vuelven amarillas, pero no la luz del sol directa ya que esto las quemaría

RIEGO
Es una planta tolerante pero es conveniente mantenerlas bien regadas, sobre todo cuando florecen. En verano conviene sumergir la maceta entera en un cubo con agua todos los días, sobre todo si se ven síntomas de marchitamiento. En invierno sin embargo, es más conveniente regarlas menos a menudo, una vez cada 10 días.

ABONADO
Fertilizante cada 15 días en crecimiento (primavera y verano); un abono liquido aplicado en el agua de riego.

PODA
Necesita una poda cada año. Se puede realizar tras la caída de las hojas. A tener en cuenta:

1. Las ramas que florecieron se acortan un tercio.
2. Las ramas más viejas se cortan a pocos centímetros de la base, para despertar yemas latentes del tocón que queda y que surjan ramas nuevas que sustituyen a las anteriores.
3. Las ramas débiles y mal formadas, sobre todo si se dirigen hacia dentro, se eliminan totalmente, con un corte por la base.
4. Las ramas que han crecido ese año no deben tocarse porque de sus yemas saldrán las flores. Recuerda que florece sobre lo que creció el año anterior.
5. Corta las inflorescencias tan pronto como se marchiten.

Puedes emplear los recortes de la poda para hacer esquejes y obtener nuevos ejemplares.

OBSERVACIONES
Tanto el cambio de maceta como la poda deben hacerse después de la floración, sobre todo cuando son jóvenes, con un ejemplar adulto bastará con cambiar la tierra de la parte superior de la maceta para volver a verla sana la primavera siguiente.

Hiedra. Cuidados.

Se trata de un arbusto trepador de hoja perenne. Sus habituales usos son para cubrir muros y vallas, como planta colgante e incluso como rastrera para tapizar el terreno. Puede alcanzar hasta los 14 ó 15 metros y desarrollar troncos muy gruesos. Tiene unos pequeños frutos de color negruzco.

COLOCACIÓN.
Aunque es una planta mayormente de exterior, también se puede cultivar en macetas en el interior, sobre todo los ejemplares de hoja pequeña. Habita en zonas sombrías y una insolación excesiva puede ser perjudicial. Las variedades de tonos blancos y amarillos son mas delicadas y necesitan más luz que las de hoja completamente verde. En general tolera las bajas temperaturas y la humedad.

RIEGO
Riego regular y no excesivo, de modo que el terreno esté siempre fresco. Un abuso de agua puede provocar el ennegrecido de las hojas

ABONADO
Suministrar bastante abono líquido o granulado en los meses de verano y mojar las hojas con frecuencia.

PODA
La mayoría de las hiedras ramifican por sí mismas; si se elimina el ápice vegetativo, la planta produce de inmediato dos o tres nuevos más abajo, en el tallo. Por tanto, una buena poda las hace compactas y espesas. También es recomendable podarla con frecuencia para poder controlar que su peso no ejerza mucha presión sobre la estructura en que se apoya. En las trepadoras es mejor eliminar los vástagos abiertos, siempre a comienzo de la primavera, antes del crecimiento. El recorte de las plantas jóvenes tras su plantación estimula el crecimiento.

OBSERVACIONES
Cuando los tallos engrosan mucho pueden poner en peligro los muros, desprendiendo el revestimiento, y atascar los desagües. Nunca debe alcanzar las tejas. Es una planta venenosa.

Camelia. Cuidados.

La camelia es un flor de origen oriental, también llamada Rosa del Japón. Su flor es bastante grande. Posee una hilera de pétalos formando la corola o varias superpuestas. En algunas especies pueden llegar a medir más de 12 cm, y sus colores van del blanco al púrpura, rojo, rosa, salmón, amarillo o bicolor. Las hojas de la planta son muy consistentes y ovaladas, de color verde oscuro, muy brillantes.
En general, si algo caracteriza a la camelia es su variedad de tamaños, colores y formas.

COLOCACIÓN.
El lugar debe ser fresco, muy ventilado y claro, pero sin que el sol le de directamente. Tampoco es bueno que reciba corrientes de aire.
Como planta de interior el cultivo de la Camelia es difícil, puesto que no soporta las habitaciones cerradas con calefacción, pero con un ambiente fresco y muy húmedo, florecerá año tras año.

RIEGO
Hay que regarla abundantemente pero evitando encharcarla. Por supuesto, en julio y agosto, que las temperaturas suben bastante, hay que regar en mayor cantidad.
Su mayor exigencia es la humedad, que debe ser superior al 60%. Rocíala en invierno, pero evita hacerlo sobre las flores. En verano, pulveriza abundantemente el follaje.

ABONADO
Debemos abonar después de la floración y despunte, cuando ya se aprecia la yema floral en el ápice de cada rama. Fertilícelas sólo en primavera o verano, con pequeñas dosis de abono ácido, para no producir toxicidad por exceso de urea.

PODA
La camelia es una planta de crecimiento lento, pero puedes estimularlo si recortas el tallo central, en el caso de que se trate de un ejemplar demasiado espigado. Corta siempre tras la floración y sobre una yema fuerte.

Albahaca. Cuidados.

La albahaca es una planta herbácea anual por lo que se debe cultivar cada año. Las hojas, con formas diferentes según la especie, poseen color verde, con un tono mucho más vivo en la parte superior. Su follaje es muy aromático. Sus pequeñas flores, que salen agrupadas, de color blanco o lavanda, harán su aparición en verano. Existen más de 40 especies de este vegetal. La más común es la albahaca dulce.
Al igual que otras plantas aromáticas, como el romero, resulta muy apropiada para cultivarla alrededor de otros vegetales que son atacados por plagas de insectos. También es útil para preparar infusiones, en la cocina, para llenar la casa con su intenso aroma y para ahuyentar los insectos si la colocamos en las ventanas.

COLOCACIÓN.
Crece bien en tiestos sobre un alféizar de una ventana o en un balcón con sol aunque no tolera bien el frio y las heladas.

RIEGO
Hay que regarla con frecuencia.

ABONADO
Será necesario agregar de vez en cuando abono orgánico al terreno, aunque no es conveniente añadir fertilizantes en exceso, ya que sacrificaremos el sabor de las hojas para lograr un crecimiento mayor.

PODA
Si queremos que crezca sana y con un follaje abundante, hemos de recortar sus ramitas cada dos o tres semanas; esta es una forma fácil de estimular su crecimiento.

OBSERVACIONES
Se cultiva a partir de semillas que se siembran a principios de primavera. Germinan a los 10 ó 14 días.

USO EN GASTRONOMÍA
Las hojas son la parte que se utiliza en la cocina, tanto si son frescas como secas. Las primeras poseen mucho más aroma y sabor. Si no se quieren conservar secándolas, también es posible congelarlas. Son muy apropiadas tanto para los huevos como para pescados o guisos y son uno de los ingredientes indispensables de la salsa pesto. Sus aceites esenciales se utilizan también, en la elaboración de licores o para aportar aroma a sopas y guisos. El aceite que usemos habitualmente tendrá un sabor diferente si durante unos días introducimos unas hojas en él.