Jacinto. Cuidados.

El jacinto es una de las plantas más populares de los jardines, gracias a sus bellos racimos de flores de colores vivos e intenso perfume. Esta bulbosa de la familia de las liláceas es ideal para jardines y balcones, para decorar macetas y jardineras. Existen variedades de diversas tonalidades: rojo, azul, naranja, rosa, amarillo, blanco, etc. Generalmente los bulbos de color claro corresponden a flores blancas y amarillas, los de color oscuro, al resto de gamas. Cada planta suele tener unas cinco o seis hojas muy carnosas.

COLOCACIÓN.
Lo más común es plantar los bulbos en la tierra, ya sea en jardín o en macetas. En el primer caso, los bulbos deben introducirse a un palmo bajo tierra. Para pasarlos al terreno, buscaremos un lugar con suelo drenado, suelto y fértil, donde dé bien el sol.

RIEGO
El exceso de riego y los suelos húmedos pueden pudrir la planta.

OBSERVACIONES
Una alternativa para decorar nuestro hogar es cultivar jacintos en recipientes llamados jacinteras. Éstas se cubren con agua, evitando siempre el contacto del bulbo con el agua para que no se pudra.

jacintera

Hortensia. Cuidados.

Este popular arbusto de flor puede llegar a alcanzar los 4 metros de altura en su hábitat natural, aunque en maceta apenas sobrepasa el metro de altura. La hortensia tiene una vida limitada en el interior, pero constituye un excelente regalo de primavera y verano, pues tras haber dado lo mejor en casa continúa siendo un placer durante años en el jardín.

COLOCACIÓN.
Necesitan iluminación abundante o de lo contrario sus hojas se vuelven amarillas, pero no la luz del sol directa ya que esto las quemaría

RIEGO
Es una planta tolerante pero es conveniente mantenerlas bien regadas, sobre todo cuando florecen. En verano conviene sumergir la maceta entera en un cubo con agua todos los días, sobre todo si se ven síntomas de marchitamiento. En invierno sin embargo, es más conveniente regarlas menos a menudo, una vez cada 10 días.

ABONADO
Fertilizante cada 15 días en crecimiento (primavera y verano); un abono liquido aplicado en el agua de riego.

PODA
Necesita una poda cada año. Se puede realizar tras la caída de las hojas. A tener en cuenta:

1. Las ramas que florecieron se acortan un tercio.
2. Las ramas más viejas se cortan a pocos centímetros de la base, para despertar yemas latentes del tocón que queda y que surjan ramas nuevas que sustituyen a las anteriores.
3. Las ramas débiles y mal formadas, sobre todo si se dirigen hacia dentro, se eliminan totalmente, con un corte por la base.
4. Las ramas que han crecido ese año no deben tocarse porque de sus yemas saldrán las flores. Recuerda que florece sobre lo que creció el año anterior.
5. Corta las inflorescencias tan pronto como se marchiten.

Puedes emplear los recortes de la poda para hacer esquejes y obtener nuevos ejemplares.

OBSERVACIONES
Tanto el cambio de maceta como la poda deben hacerse después de la floración, sobre todo cuando son jóvenes, con un ejemplar adulto bastará con cambiar la tierra de la parte superior de la maceta para volver a verla sana la primavera siguiente.

Hiedra. Cuidados.

Se trata de un arbusto trepador de hoja perenne. Sus habituales usos son para cubrir muros y vallas, como planta colgante e incluso como rastrera para tapizar el terreno. Puede alcanzar hasta los 14 ó 15 metros y desarrollar troncos muy gruesos. Tiene unos pequeños frutos de color negruzco.

COLOCACIÓN.
Aunque es una planta mayormente de exterior, también se puede cultivar en macetas en el interior, sobre todo los ejemplares de hoja pequeña. Habita en zonas sombrías y una insolación excesiva puede ser perjudicial. Las variedades de tonos blancos y amarillos son mas delicadas y necesitan más luz que las de hoja completamente verde. En general tolera las bajas temperaturas y la humedad.

RIEGO
Riego regular y no excesivo, de modo que el terreno esté siempre fresco. Un abuso de agua puede provocar el ennegrecido de las hojas

ABONADO
Suministrar bastante abono líquido o granulado en los meses de verano y mojar las hojas con frecuencia.

PODA
La mayoría de las hiedras ramifican por sí mismas; si se elimina el ápice vegetativo, la planta produce de inmediato dos o tres nuevos más abajo, en el tallo. Por tanto, una buena poda las hace compactas y espesas. También es recomendable podarla con frecuencia para poder controlar que su peso no ejerza mucha presión sobre la estructura en que se apoya. En las trepadoras es mejor eliminar los vástagos abiertos, siempre a comienzo de la primavera, antes del crecimiento. El recorte de las plantas jóvenes tras su plantación estimula el crecimiento.

OBSERVACIONES
Cuando los tallos engrosan mucho pueden poner en peligro los muros, desprendiendo el revestimiento, y atascar los desagües. Nunca debe alcanzar las tejas. Es una planta venenosa.

Camelia. Cuidados.

La camelia es un flor de origen oriental, también llamada Rosa del Japón. Su flor es bastante grande. Posee una hilera de pétalos formando la corola o varias superpuestas. En algunas especies pueden llegar a medir más de 12 cm, y sus colores van del blanco al púrpura, rojo, rosa, salmón, amarillo o bicolor. Las hojas de la planta son muy consistentes y ovaladas, de color verde oscuro, muy brillantes.
En general, si algo caracteriza a la camelia es su variedad de tamaños, colores y formas.

COLOCACIÓN.
El lugar debe ser fresco, muy ventilado y claro, pero sin que el sol le de directamente. Tampoco es bueno que reciba corrientes de aire.
Como planta de interior el cultivo de la Camelia es difícil, puesto que no soporta las habitaciones cerradas con calefacción, pero con un ambiente fresco y muy húmedo, florecerá año tras año.

RIEGO
Hay que regarla abundantemente pero evitando encharcarla. Por supuesto, en julio y agosto, que las temperaturas suben bastante, hay que regar en mayor cantidad.
Su mayor exigencia es la humedad, que debe ser superior al 60%. Rocíala en invierno, pero evita hacerlo sobre las flores. En verano, pulveriza abundantemente el follaje.

ABONADO
Debemos abonar después de la floración y despunte, cuando ya se aprecia la yema floral en el ápice de cada rama. Fertilícelas sólo en primavera o verano, con pequeñas dosis de abono ácido, para no producir toxicidad por exceso de urea.

PODA
La camelia es una planta de crecimiento lento, pero puedes estimularlo si recortas el tallo central, en el caso de que se trate de un ejemplar demasiado espigado. Corta siempre tras la floración y sobre una yema fuerte.

Albahaca. Cuidados.

La albahaca es una planta herbácea anual por lo que se debe cultivar cada año. Las hojas, con formas diferentes según la especie, poseen color verde, con un tono mucho más vivo en la parte superior. Su follaje es muy aromático. Sus pequeñas flores, que salen agrupadas, de color blanco o lavanda, harán su aparición en verano. Existen más de 40 especies de este vegetal. La más común es la albahaca dulce.
Al igual que otras plantas aromáticas, como el romero, resulta muy apropiada para cultivarla alrededor de otros vegetales que son atacados por plagas de insectos. También es útil para preparar infusiones, en la cocina, para llenar la casa con su intenso aroma y para ahuyentar los insectos si la colocamos en las ventanas.

COLOCACIÓN.
Crece bien en tiestos sobre un alféizar de una ventana o en un balcón con sol aunque no tolera bien el frio y las heladas.

RIEGO
Hay que regarla con frecuencia.

ABONADO
Será necesario agregar de vez en cuando abono orgánico al terreno, aunque no es conveniente añadir fertilizantes en exceso, ya que sacrificaremos el sabor de las hojas para lograr un crecimiento mayor.

PODA
Si queremos que crezca sana y con un follaje abundante, hemos de recortar sus ramitas cada dos o tres semanas; esta es una forma fácil de estimular su crecimiento.

OBSERVACIONES
Se cultiva a partir de semillas que se siembran a principios de primavera. Germinan a los 10 ó 14 días.

USO EN GASTRONOMÍA
Las hojas son la parte que se utiliza en la cocina, tanto si son frescas como secas. Las primeras poseen mucho más aroma y sabor. Si no se quieren conservar secándolas, también es posible congelarlas. Son muy apropiadas tanto para los huevos como para pescados o guisos y son uno de los ingredientes indispensables de la salsa pesto. Sus aceites esenciales se utilizan también, en la elaboración de licores o para aportar aroma a sopas y guisos. El aceite que usemos habitualmente tendrá un sabor diferente si durante unos días introducimos unas hojas en él.

Adelfa. Cuidados.

Se trata de un arbusto perennifolio que llega a alcanzar los 4 metros de altura. La corteza es de un tono entre el gris y el marrón claro; igualmente reseñable es lo lisa y recta que es. Su crecimiento es bastante rápido y presenta unas hojas con un visible nervio central que se ramifica de forma múltiple. El color de la hoja es de un verde muy intenso. Las flores de la adelfa poseen una fragancia penetrante y destacan por su voluptuosidad y por sus colores llamativos: blancas, amarillas, anaranjadas, rojas y rosas. La época de floración de la adelfa es el verano pero si el tiempo se mantiene en las condiciones adecuadas, bajo un clima suave y heladas poco agresivas, podemos disfrutar de las flores de ese arbusto todo el año, o al menos, hasta bien entrado el otoño.

COLOCACIÓN.
Podemos colocarla en cualquier zona en el exterior, independientemente del clima de nuestra zona. De hecho odemos encontrarla poblando las orillas de caudales de agua, en terrenos costeros, en jardines y adornando las calles y avenidas importantes. Además, es muy resistente a las temperaturas secas gracias a su envidiable sistema de raíces profundas, siempre en busca de agua.

RIEGO
El riego es una tarea exclusiva en el verano, debiendo hacerde en periodos de tres a cuatro días, negando el riego cuando llueva, puesto que el agua de lluvia resulta suficiente. Si tenemos a nuestra adelfa, en vez de en suelo, en maceta, el riego sí que es conveniente a diario.

ABONADO
En cuanto a los abonos que precisa, podemos echar mano del mantillo en las temporadas más frías con objeto de que permanezca nutrida y protegida. Si se cultiva en maceta, será preciso un fertilizante que aplicaremos siguiendo el prospecto del distribuidor.

PODA
Elimina los siguientes elementos indeseables, preferiblemente en invierno: ramas muertas, secas o rotas, rebrotes que hayan podido surgir desde la misma raíz (se les llaman sierpes), ramas cruzadas o mal orientadas, ramas que sobresalen mucho del arbusto por su exceso de vigor (se le llaman chupones), flores y frutos pasados que afean y consumen energías del arbusto y también podar si es necesario para corregir la asimetría para mejorar la apariencia.
Para ayudar a que florezca mas el próximo año, poda la adelfa después de la floración principal del verano. No la podes en primavera porque la floración será mucho menor.

OBSERVACIONES
Es una planta muy tóxica que produce la muerte del hombre y los animales que la ingieren. Evitar que los niños tengan contacto con ella.

Tronco de Brasil. Cuidados.

Una de las plantas verdes de interior más comunes en nuestros hogares es el tronco de Brasil. Una variedad de drácena muy decorativa y resistente, por lo que resulta ideal para aquellos que no puedan dedicarle muchas atenciones. Conviene comprar ejemplares que ya cuenten con cierto tamaño aunque resulten algo más caros, ya que no es una planta de crecimiento rápido y nos aseguraremos que será más resistente.

COLOCACIÓN.
Los troncos de Brasil gustan de sitios luminosos, aunque no expuestos directamente a los rayos del sol. También precisan una buena humedad ambiental, por lo que en ambientes muy secos por culpa de la calefacción se imponen pulverizaciones frecuentes. Las corrientes de aire y los cambios bruscos de temperatura son sus puntos flacos.

RIEGO
No necesita agua en exceso, pero es conveniente mantener el sustrato siempre húmedo. Como orientación es bueno regarla unas 2 veces por semana en verano y 1 cada 10 ó 12 días en invierno.

ABONADO
En verano y primavera, añade cada 15 días un poco de fertilizante líquido diluido con el agua de riego.

Singonio. Cuidados.

El singonio es al principio una mata de grandes hojas verde oscuro con los nervios más claros que se mantienen erguidas. Después, las hojas comienzan a inclinarse hacia abajo y a medida que la planta crece, se vuelve rastrera o trepadora, mientras que las hojas se van dividiendo para formar hasta nueve hojas separadas.

COLOCACIÓN.
El Singonio no es exigente en cuanto a luz, pero una habitación luminosa le viene mejor, especialmente para que no pierda el color variegado blanco de las hojas. Si las hojas se decoloran es debido a la luz insuficiente. También si las ramas se alargan demasiado.

RIEGO
En verano riega 2 ó 3 veces por semana, y en invierno, 1 ó 2, especialmente si hay calefacción. No le gusta el agua de riego muy fría. Es convieniente, si acaso, dejar el agua reposar en la habitación toda la noche para que tome la temperatura ambiente.

ABONADO
El Singonio echa muchas hojas y enseguida empobrece el sustrato, así que deberás abonar regularmente. Puedes emplear un poco de fertilizante líquido disolviéndolo en la regadera cada 15 ó 20 días en primavera y verano o bien, optar por clavar barritas fertilizantes cada 2 meses.

PODA
Durante la primavera cortar unas cuantas ramas para favorecer el nacimiento de brotes nuevos.

Planta del dinero. Cuidados.

Dice la tradición que si tienes en casa esta casa nunca te faltará el dinero. La planta del dinero es una planta colgante muy popular en muchos hogares, que destaca por sus hojas gruesas de verde intenso. Aunque podamos cuestionar sus poderes mágicos para atraer la fortuna, de lo que no podemos dudar es de su capacidad ornamental y de lo sencillos que son sus cuidados.

COLOCACIÓN.
Se desarrolla adecuadamente en la sombra o semisombra , por eso es ideal para cualquier rincón oscuro. Se puede ubicar en el jardín como planta cubresuelos y trepadora (siempre que el riesgo de heladas sea mínimo), aunque lo más frecuente es encontrarla en los interiores o en las terrazas en cestas o macetas colgantes.

RIEGO
Riego cada 3-4 días en verano y semanal en invierno.

ABONADO
Agradece el abono cada 2 ó 3 semanas.

PODA
Conviene despuntar (cortar las puntas) los tallos principales con el fin de favorecer el desarrollo de ramas laterales.

OBSERVACIONES
La planta del dinero destaca por lo fácil que es su reproducción, ya que, recogiendo un esqueje y poniéndolo en agua, en pocos días ya tendremos un plantón listo para cultivar.

Kentya. Cuidados.

Es la palmera que más se usa para interiores junto a la Areca y a la Chamaedorea. Una de sus virtudes es que no exige mucha luz y va bien en los rincones. Es una palmera resistente y caracterizada por su elegancia.
Si no hay heladas, se pueden plantar al exterior, en jardines a la sombra o en macetones en patios y terrazas. Puede resistir hasta -5º C siempre que sea poco tiempo (unas horas).
Es una planta que crece muy lentamente y por eso su precio suele ser algo elevado.

COLOCACIÓN.
Es resistente a la escasa iluminación de las viviendas. Aunque si tiene más, la planta resistirá mas y será mas fuerte. En un rincón sombrío queda elegante y puede vivir perfectamente. No la pongas cerca de radiadores ni expuesta a corrientes de aire frío.

RIEGO
En verano riega 2 veces por semana y 1 ó 2 veces al mes en invierno. Su peor enemigo es el encharcamiento, sobre todo en invierno. Sin embargo, en verano, no debes dejar que se seque el cepellón. Comprueba que drena bien la maceta y que no se queda acumulada el agua en el fondo. Tampoco debe pasar sed, ya que las hojas se amarillearían.

ABONADO
Echa un poco de fertilizante líquido disuelto en la regadera cada 10 días desde marzo hasta octubre.

OBSERVACIONES
Si la trasplantas, cuidado con el cepellón, que no se rompa, lo acusaría mucho o podría morir. Es una de las plantas más delicadas que hay para el trasplante.