Espatifilio. Cuidados.

¿Te imaginas una flor que, además de ser preciosa, limpie el aire de aquel lugar donde se encuentre? Pues estas características y muchas más las tiene una especie llamada espatifilio (o espatifilo), que cada vez está más de moda. Una de sus virtudes más importantes es que purifica el ambiente mediante la eliminación de las sustancias nocivas del aire, devolviendo al mismo tiempo oxígeno puro. Además es una planta muy decorativa, gracias a sus vistosas hojas de color verde oscuro y flores blancas deslumbrantes, que alegran cualquier rincón.

COLOCACIÓN.
La puedes colocar en cualquier lugar teniendo en cuenta que si el sol le da directamente se puede acabar quemando. Lo más adecuado es mantenerla a unos 15 – 20º C, evitando las ráfagas de aire frío y los cambios bruscos de temperatura.

RIEGO
Se recomienda regar dos veces por semana mientras dure el proceso de floración y de crecimiento, y una vez haya acabado este periodo, es necesario dejar que se seque la tierra para poder echarle agua de nuevo. Cuando la riegues, utiliza agua más fresca, aunque con una temperatura siempre superior a los 15º y reduciendo la frecuencia en invierno.

ABONADO
Durante su floración, es conveniente que la abones con un poco de fertilizante cada 20 días, pero siempre teniendo en cuenta que el exceso de abono puede quemar los bordes de las hojas. Como este ejemplar crece de forma muy rápida, se aconseja trasplantarla a una maceta de un tamaño mayor cada año.

OBSERVACIONES
Como este ejemplar crece de forma muy rápida, se aconseja trasplantarla a una maceta de un tamaño mayor cada año.

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.