Romero. Cuidados.

 

El romero no sólo huele muy bien, sino que es muy ornamental y llega a alcanzar 1.5 metros de alto por lo que es útil cultivarlo en hileras para dividir bancales de hortalizas o para dividir espacios en el jardín. Combina muy bien con carnes sabrosas como las del cordero, carnero o cerdo. Su sabor es agradable, pero penetrante, por lo que hay que utilizarlo con tiento.

SIEMBRA
Las semillas se siembran en hileras, a 10 cm unas de otras. Se deben sembrar principalmente desde finales de invierno a finales de verano y pueden durar hasta dos años. Germinan a las 4 semanas. Si se quiere que germinen antes, se ponen antes de sembrar en remojo en agua templada durante la noche anterior.

COLOCACIÓN.
El romero se coloca en lugares donde exista un mínimo de 6 horas de exposición a la luz solar diarias.

RIEGO
Será suficiente con un riego moderado. No se debe regar muy a menudo a la planta.

PODA
Se puede cortar o podar cuando se quiera, pero siempre dejándole brotes verdes y cortándole los que estén feos o amarillentos. También se le puede podar para darle forma como seto. Es una planta muy fuerte.

OBSERVACIONES
Los ramilletes de romero se arrancan en cualquier época del año en cantidades pequeñas desde el segundo año en adelante. Las flores se usan para aromatizar, lo mismo que los tallos y las hojas.
Se dice que tiene la virtud de ahuyentar las plagas, por lo que las plantas que están a su alrededor se ven protegidas.

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.