Tomillo. Cuidados.

El tomillo es una planta perenne de tallo leñoso, de escasa altura, que pueden vivir en suelos pobres y pedregosos de regiones secas. Sus hojas son diminutas y poseen esencias aromáticas.
Es una planta muy fácil de cultivar. Además de su uso culinario como condimento de numerosos platos, se puede tomar en infusión para curar resfriados. También se utiliza para aromatizar las casas cortando ramitas que se clavan en las macetas de las plantas de interior.

COLOCACIÓN.
Necesita sol, crece bien en todo tipo de suelos y resiste bastante la sequía y a las heladas.

RIEGO
Su gran resistencia a la sequía es una de sus valiosas ventajas, siendo poco exigente con el riego.

ABONADO
No abones con fertilizantes minerales ricos en nitrógeno porque disminuye su resistencia a las heladas, al crecer más tierno.

PODA
Como muchas plantas aromáticas el tomillo se poda tras pasar la floración cada año. Lo más aconsejable es recortar ligeramente varias veces a finales de primavera y durante el verano para facilitar su crecimiento.

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.